Entrar a un restaurante frente al mar siempre tiene algo de relajante, que incita al disfrute y a celebrar la vida.
La sensación, cuando entras en la calle del restaurant Gloriamar, es agradable porque ves, en la terraza, un ambiente colorido, gente animada y el mar inmenso de fondo, un conjunto de percepciones que invita a vivir.
Al subir a la primera planta las percepciones son distintas, aunque las vistas son mejores por la altura, al entrar en el comedor la sensación de disfrute que da el mar ya se ha interiorizado un poco y uno empieza al ver las mesas elegantes, espaciadas, bien paradas, a sentir esa certeza de que uno va a disfrutar comiendo.
El negocio familiar arranca en el año 57 del pasado siglo XX, en primera linea de mar, la familia Tarrasó-Pons decide montar un hostal con servicio de comidas para recibir el incipiente turismo que entonces empezaba. Josep Colomar, responsable de la evolución del negocio, es la tercera generación y es un chef al que le sobran reconocimientos, entre otros, el de Bib Gourmand en la guía Michelin durante 10 años consecutivos, que reseña la relación calidad- precio.

La cocina de Josep tiene una base fuerte en la cocina tradicional valenciana, que es una gran despensa, rica en matices y equilibradas combinaciones de ingredientes de mar, huerta y montaña, pero sobre todo mar. Una cocina franca, de producto de temporada que cuenta con influencias orientales, entre otras, amalgamadas con gusto y acierto. Pero paso a detallaros los platos para que sirvan de ejemplo ilustrativo, hablan por si solos:

Restaurant Gloriamar

Rosquilleta, sardina marinada y aguacate con base de cremoso de ajo blanco.

 

ensalada de restaurant Gloriamar en Gandia

Ensalada de tomate de temporada, escalibada y salazones con dashi y mirin
Tomate del terreno, espencat y cebolla hechos a la brasa, capellà , bonito en salazón, cebollino. Salseada con caldo dashi (caldo japonés de pescado), agua de tomate y mirin (sake para cocinar) Una ensalada que combina productos autóctonos y japoneses en perfecta armonía.

 

Falsa Carbonara: Tallarines de sepia , pesto, tomate seco y parmesano.

Falsa Carbonara: Tallarines de sepia , pesto, tomate seco y parmesano.

 

Vieira con salsa de leche de coco, pesto, citronela, con picada de calabacín, cebolla roja y cidro (cítrico japones)

Vieira con salsa de leche de coco, pesto, citronela, con picada de calabacín, cebolla roja y cidro (cítrico japonés)

 

Gamba roja

Gamba roja de Gandia

 


Arroz de moluscos con katsuobushi (bonito japonés seco, fermentado y ahumado)

Bacalao con pesto de mar y lechuga marina.

Bacalao con pesto de mar y lechuga marina.

 

Texturas cítricas con crema de yuzu, espuma de naranja, helado de yuzu y aceite y granizado de hierbabuena.

Texturas cítricas con crema de yuzu (cítrico japonés), espuma de naranja, helado de yuzu y aceite de oliva virgen y granizado de hierbabuena.

 

Kinder bueno: Dulce de leche, crujiente de gianduja y helado de nata

Kinder bueno: Dulce de leche, crujiente de gianduja (crema de cacao y avellanas anterior a la Nutella y la Nocilla) y helado de nata.

Tres opciones en los menús estructuran la oferta, uno a 35€, otro a 48€ y el más completo a 60€.
El que vemos en esta página es el de 48€.
Los platos son comparables a composiciones musicales en las que intervienen muchos instrumentos y todos lo hacen armónicamente. El comensal espera la melodía o el estribillo, que viene dado por el producto o los productos principales , que recibe un tratamiento preciso.

Una experiencia imprescindible para disfrutar de la gastronomía de la Safor.
Josep Colomar es un gran exponente de la cocina autóctona más evolucionada, su cocina tiene carácter, personalidad propia.
Ver mas: http://bit.ly/2eKClkS
Reservas teléfono 962 83 13 53

Fotos: Adolf Boluda
Textos: Alfredo Martínez