El chardonnay es considerado el rey de los vinos elaborados con uva blanca, pues es el más famoso de los blancos. En la comunidad Valenciana se elaboran buenos vinos de esta variedad, como el Icono de la Font de la Figuera, en la zona dels Alforins. Con una puntuación de cata en la guía Peñín de 887 puntos.
De color amarillo con ribetes es limpio, brillante y luminoso. Nariz intensa y compleja, destacando los tonos nobles y francos de las barricas de roble francés donde ha sido fermentado. Los tonos tostados y ahumados, se mezclan sabiamente con los aromas a frutas exóticas y fruta verde. En boca es un vino seco y untuoso con un perfecto equilibrio.
El secreto, claro está, reside en una elaboración rigurosa: exigente selección de uvas de la variedad
Madurado en barrica, es 100% chardonnay, ideal para acompañar quesos, pescados y carnes blancas.