Una de las mejores maneras de pasar el tiempo en casa es cocinar, sea para uno, o para toda una familia, y aunque no os lo creáis nuestros chefs, aunque se pasan los días de trabajo cocinando, en estos días de confinamiento, no dejan de hacerlo. En esta singular situación cocinar y comer se ha convertido en una de las mejores maneras de disfrutar en casa. Quién nos hubiera dicho que tendríamos tiempo libre para hacer todo aquello que siempre habíamos dejado en el cajón.
Nuestros chefs, cuando les he llamado para que nos dieran algunas sugerencias de platos que están haciendo en casa, se han mostrado muy dispuestos y nos enseñan las recetas, nos regalan trucos, nos proponen como comer mejor y aprovechar la despensa. Es tiempo de aprender.

 

Cuando pienso en el restaurante de Pep Solà, lo primero que me acude a la cabeza es la barra abierta a la cocina llena de hierbas comestibles, verduras y frutas en todo su esplendor formando agradables y cálidas composiciones y creando una atmósfera distendida que nos conecta con la naturaleza de forma atávica y a la vez contemporánea.
ontinuando con los recuerdos que me inspira el restaurante hay dos conceptos que, por las circunstancias actuales, parece que están más vigentes, , son la cocina circular y las fotos de las paredes que te hablan de los proveedores de proximidad del restaurante. El primero por lo que se refiere al cuidado del planeta y el segundo por lo que significa el autoabastecimiento alimentario.

“Estos días parece que se hace más evidente que dependemos de los alimentos que producen personas de nuestro entorno” dice Pep.
“Creo que todos hemos reflexionado sobre esto y espero sinceramente que cuando todo esto pase, estas reflexiones no se nos olviden y no cerremos las ventanas que hemos abierto a los pequeños productores locales”

Coca de llanda de Poma
Nos hace falta:
450gr de harina
400gr de azúcar
200 ml de aceite de oliva virgen extra
250gr de yogurt blanco
4 huevos
15gr de levadura química
2 manzanas cortadas a dados y caramelizadas con manteca y azúcar.

 

Mezclar todos los ingredientes con una batidora, añadir los dados de manzana y poner en un molde engrasado. Hornear a 165º durante 45 minutos.
Para hacer las manzanas, ponemos en una sartén un poco de agua con 100 gr de azúcar en polvo y cuando hierva echamos los dados. Removemos hasta que se evapore el agua y se caramelice.

No se si os habéis dado cuenta pero parece que la batidora con cierta edad entusiasma. «Deixa’m que ho faça jo, perfa papá». Uno siente un regocijo agradable al verlos. Sabes qué emociones siente la personita, te lleva a recordar aquel tiempo de infancia propia.