Una de las mejores maneras de pasar el tiempo en casa es cocinar, sea para uno, o para toda una familia, y aunque no os lo creáis nuestros chefs, aunque se pasan los días de trabajo cocinando, en estos días de confinamiento, no dejan de hacerlo.
En esta singular situación cocinar y comer se ha convertido en una de las mejores maneras de disfrutar en casa. Quién nos hubiera dicho que tendríamos tiempo libre para hacer todo aquello que siempre habíamos dejado en el cajón.
Nuestros chefs, cuando les he llamado para que nos dieran algunas sugerencias de platos que están haciendo en casa, se han mostrado muy dispuestos y nos enseñan las recetas, nos regalan trucos, nos proponen como comer mejor y aprovechar la despensa. Es tiempo de aprender.

Para Jose Colomar es posible que sea la primera Pascua que pasa en familia desde hace muchos, muchos años, y esto, el estar en familia, quizás sea una de las cosas positivas que tiene la extraña situación que estamos viviendo.
El cocinero ahora va igual de ocupado, o más, que antes, solventar el presente y el futuro del equipo del restaurante y las responsabilidades de la educación y los deberes de los niños le llena todas las horas del día. Pero tiene mucha suerte porque al meterse en harina, no lo hace solo, tiene dos ayudantes de que ya los querría cualquier chef de prestigio a su cocina. Dos ayudantes cuyas cualidades principales son la ternura y el cariño, además fomentan el trabajo en equipo.¡¡Se puede pedir más a un colaborador desinteresado!!

Mirad qué receta nos han preparado Josep i Àngela Colomar

Caramelizar las flaneras o molde.
Calentar la leche, la nata, azúcar y pieles de cítricos, canela y vaina de vainilla. No dejar que hierva.
Retirar del fuego y tapar con film para que los ingredientes infusionen durante 15 min.
Batir los huevos e incorporar a la otra mezcla.
Mezclar con varillas sin batir mucho.
Pasar por colador chino y poner dentro de las flaneras.
Cocer baño maría según se explica en la lista de ingredientes.