Buena y honesta cocina en La Vila de Gandia.
Honesta, original, placentera y sin que suene a despectivo económica.

Brígida en la sala y Cristina en la cocina son las emprendedoras que dirigen el restaurante la Vila, situado en pleno centro de la capital de la Safor.
La honestidad es algo que apreciamos mucho los que buscamos estar a gusto sentados a una mesa. Y es lo que se respira en La Vila

Buenos platos, cocina de mercado mediterránea con influencias  del norte de España e internacionales, con toques de autor y modernidad nada chirriantes y precios justos en un restaurante que merece la pena conocer y explorar.

Alfredo Martínez.- ¿De dónde le viene la afición a la restauración?
Cristina Salas.- Supongo que de mi madre, que es la que cocina bien verdaderamente. Mi madre cocina muy bien. La hostelería me gusta de toda la vida, de siempre. Aunque en mi familia no teníamos restaurante, la cocina de mi madre es la que me sedujo. Me gusta comer bien, eso es primordial.

¿Qué le seduce más de la profesión?
Me gusta la creatividad en la cocina, me gusta la cocina creativa . Es como un arte, es como el que se dedica a pintar, pero en la cocina lo hacemos en el plato.

 Como definiría tu cocina?
Cocina de mercado, de producto. Cocina creativa pero sin llegar a ser muy excéntrico. Conservando el producto, que no se enmascare, que se identifique lo que comes.

Para aquellos usuarios de nuestra página que no os conozcan. ¿Qué encontraremos si reservamos mesa para comer o cenar con vosotros?
Pues hay de todo, verdaderamente hay de todo. Aquí se trabaja con menús desde 13€ entre semana hasta 15€ los fines de semana. Y luego carta y cosas fuera de carta, productos de temporada que salen al mercado en su punto. Este otoño hemos tenido menos setas, pero cuando se dan las tenemos o alcachofas, pescados de temporada…

Siendo de Palencia tiraréis de recetario de cocina local…
Bueno yo soy de buen comer, me gusta todo y me encanta la cocina castellana. Las legumbres, el lechazo… Lo que ocurre es que este tipo de comida no le va que el clima mediterráneo húmedo que tenemos aquí. Es como hacer una paella allí en la meseta, no es lo mismo que hacerla aquí.
Por ejemplo el lechazo allí es como las paellas aquí,  es un plato muy cuidado, allí se hace en horno tradicional de barro y la verdad es que sabe diferente

¿Cuáles son las claves para llevar bien un negocio como el suyo?
Trabajar mucho, y tener mucho amor a la cocina.

¿Qué plato añadiría en la carta?
Siempre tengo cosas en mente. Todas las semanas pongo platos nuevos,  según voy viendo cosas te vas inspirando. Yo voy al mercado mucho, es algo fundamental, cuando estás allí ves productos que  te gustan, te sugieren.

 ¿Algún sueño de futuro?
Que me toque la lotería… jajaja. Bueno  a parte del chiste lo que más me gustaría es trabajar sin presión. A mi me gusta trabajar, pero trabajar sin presión debe de ser….. fantástico.